NUNET

Registrarme!

Olvidaste tu contraseña?

Titi vs miedo

Creado por Denise Renata Ruíz Campos

 

Érase una vez una niñita llamada Titi a ella le encantaba bailar, cantar  y cambiarse de ropa muchas veces durante el día, disfrutaba de ir a la escuela y platicar con sus amigos, todo eso la hacía feliz.

Por las tardes Titis y su hermanito chuchús convertían la sala de su casa en un bosque lleno de zombies o en una pasarela donde titi modelaba la ropa y las zapatillas de mami, sus grandes aventuras estaban llenas de monstruos apestosos y peludos;  a veces  los sillones se convertían en montañas gigantescas y las piernitas de esos dos hermanitos crecían tanto que eran capaces de llegar de una montaña  a la otra en una sola zancada, aunque, en ocasiones, un mal cálculo en aquellos saltotes los hiciera parecer una roca rodando desde el  pico de la montaña  hacia el piso,  dejando caer unas cuantas lagrimas las cuales eran sanadas de inmediato  por una caricia de su papá.

Aunque de día no había rival imposible de vencer, Titi se volvía frágil al ir a la cama a dormir, ya que  la noche traía consigo una profunda oscuridad que invadía por completo su habitación, bueno a acepción de la luz de la sala que alcanzaba llenar poquititos rincones.

Una noche mientras la pequeñita trataba de descansar, su cabecita se llenaba de historias horrorosas, al girar su cabecita  alrededor de su habitación podía mirar cómo la  forma de un  murciélago se apoderaba del techo mientras titi apretaba con gran fuerza sus ojitos, cuando  de repente se  escuchó una risa,  inmediatamente  volteó con su cabecita ya dentro de sus hombros esperando ser atacada a  observar a chuchús quien maniobraba con una lámpara aprovechando la sombra que dan sus manitas para hacer extrañas figuras.

Cada noche al ir a dormir ocurría algo que provocaba el llanto de Titi.

Sus padres la consolaban explicándole que no  corría peligro y que siempre la cuidarían, pero al pasar el rato y cuando todos ya estaban muy dormidos Titi solo podía mirarlos imaginando que algo muy malo estaba por ocurrir.

Una noche muy asustada titi miraba como un extraño monstruo se acercaba a ella y a su hermanito, escuchaba sonidos extraños  acercándose cada vez más,  podía distinguir el ruido  de un tambor, el cual provocaba  que su cuerpo vibrara, eso  la confundía al no saber con qué clase de cosa horrorosa se enfrentaría ya que su hermanito estaba en peligro, de pronto  sintió como de su pechito salía un lucecita brillante, la cual llamó inmediatamente su atención, mientras  más atención le daba, su brillo crecía, creció y creció tanto que pudo iluminar la habitación  entera, cuando titi levantó su cabecita lista para enfrentar a ese despiadado ser que la molestaba se dio cuenta que en realidad era el abrigo favorito de papá colgado en la pared y esos extraños sonidos eran los ronquidos de chuchús quien de tanto jugar dormía a pierna suelta a lado de ella, mientras titi se daba cuenta de que no había nada que temer, recordó el sonido del tambor y se preguntaba de dónde provenía, al respirar mas tranquilamente lo volvió a escuchar pero con un ritmo más suave, era su corazoncito que ya no estaba asustado.

Desde esa noche cuando Titi tiene miedo prende esa lamparita que sale de su pecho e ilumina todo a su paso, a esa luz que de ella brota se le llama valentía.

mapa de sitio