NUNET

Registrarme!

Olvidaste tu contraseña?

Perder a un amigo

No hay nada más padre que tener un buen amigo o una buena amiga. Contar con una persona con  la que puedes compartir alegrías, juegos, las cosas que te gustan, tristezas, regaños, travesuras, es algo muy valioso.

 

La amistad se construye día a día y generalmente con la convivencia en la escuela. Justo ahí es donde hacemos nuestros primeros amigos y así vamos conociendo personas que no son de nuestra familia y que se convierten en parte importante de nuestra vida.

 

Cuando algún amigo se va a vivir fuera o nos distanciamos de él se siente tristeza. A veces tenemos la seguridad que volverá pronto o que lo volveremos a ver. Otras veces, sabemos que ya no es posible ser amigos porque cambiamos de intereses, opiniones etc.

 

Sin embargo, hay veces en que la vida nos toma por sorpresa y algún amigo muere. Hasta cuesta trabajo leerlo, un niño no debería morir si pensamos en el ciclo de la vida. En teoría su vida debería ser más larga y llegar a la vejez.  La enfermedad y los accidentes pueden terminar con la vida de una persona y esto también le sucede a los niños.

 

Perder a un amigo no es nada fácil, la tristeza y el sentimiento de que es una injusticia puede ser muy duro. Tenemos que entender que cada persona tiene una misión en este mundo y que este niño que ha muerto sin duda ha cumplido la suya. Nuestra idea de que debía tener una vida más larga puede ser equivocada. La naturaleza no se equivoca y su ciclo de vida era diferente al nuestro o al de la mayoría de la gente.

 

Es importante expresar nuestros sentimientos al vivir una experiencia como esta. Compartir con otros amigos que están pasando por lo mismo. Recordar con alegría los momentos juntos. Apóyate en tus papás, hermanos y maestros. 

 

Al principio los días parecerán eternos y tal vez no tengas ganas de hacer muchas cosas. Trata de seguir realizando tus actividades normales y poco a poco te sentirás mejor. Sin embargo, tomará tiempo. Todo estará bien y llegará el día en que puedas recordar a tu amigo sin esa tristeza y en cambio con la alegría de haber tenido la oportunidad de compartir momentos juntos.

mapa de sitio