NUNET

Registrarme!

Olvidaste tu contraseña?

Los tres tigrillos aprendieron...

Los tres tigritos aprendieron la lección

Creado por Gabriela Zedillo Montaño

 

Hace mucho tiempo tal vez no mucho, en una cabañita del bosque había tres tigres pequeños, que vivían con su mamá tigresa,  los 3 tigres eran muy traviesos por lo que su mamá tigresa les dijo que no debían alejarse nunca de casa, que  solo podían salir a jugar por la cuadra que estaba cerca de la casa porque si se alejaban y metían dentro del bosque además de ser peligroso se podían  perder,  uno de los tigritos preguntó a su mamá ¿cómo sabes que nos podemos perder? y ella le contestó porque a mi hermano le pasó les contaré la historia.

Igual que ustedes éramos tres tigritos, dos hembras y un macho. Un día mi hermano estaba jugando con nosotras, mi mamá nos dijo que no nos alejáramos mucho de la casa porque nos podíamos perder.

 Pero aun así mi hermano se perdió por no obedecer, tardamos mucho en encontrarlo y cuando lo encontramos, estaba sin vida, se lo había comido un lobo, ahí aprendimos mi hermana y yo la lección; mi mamá ya no estaba tan feliz como antes estaba muy deprimida porque era su único hijo varón y nosotras éramos dos niñas.

 Así que mis tigritos espero que con esta historia comprendan y aprendan la lección de porqué no deben alejarse de casas solos.  El tigrito mediano dijo si mamá, el pequeño más o menos mami y el mayor dijo que no, que a él nunca le pasaría eso. 

Fue entonces durante la noche que el tigrito más grande, aprovechando que todos dormían, quiso ir en busca del lobo que se había comido a su tío, cuando la mamá iba a despertar a los tigritos se dio cuenta que no estaba el mayor, asustada corrió a pedir ayuda a los demás. Esa mañana faltaron los otros dos tigritos a la tigre-escuela.

Tardaron una semana en encontrar al tigrito mayor, lo encontraron sediento, hambriento y cansado, la mamá tigresa lo cargo con mucho amor y dijo a los tres tigritos, ahora sí, espero que con esto hayan aprendido la lección y todos dijeron que si, la mamá tigresa le dio agua comida y lo llevó a la cama para que durmiera y descansara. Fue entonces cuando los tres tigritos aprendieron la lección y prometieron nunca desobedecer a su mamá.

 Al día siguiente era Halloween por lo que los tres tigritos se pusieron a decorar la cabaña junto con su mamá, por cierto, no les he dicho que el bosque donde se encontraba la cabaña se llamaba Tigrelandia, era un lugar muy bonito, donde los árboles eran gigantes y reinaba la paz entre todos.

 

LEE LA HISTORIA COMPLETA AQUÍ.

mapa de sitio