NUNET

Registrarme!

Olvidaste tu contraseña?

El gran concierto -parte 2

Sigue de la Parte 1

 

Creado por Athena

 

Al terminar el concierto, Trueno corrió junto a Estrella para festejar su éxito y para agradecerle todo lo que había hecho por él y por la organización del evento.

 

Para su sorpresa no la encontró por ningún lado, hasta que de pronto vio un camión estacionado que parecía camerino y le llamó la atención. Caminó hacia el camión y cuando abrió la puerta ahí estaba Estrella caracterizada como princesa de cuento.

 

Trueno le preguntó que ¿qué hacía vestida así? y Estrella muy nerviosa contestó: “Luego te cuento, tengo prisa”.

 

Trueno no comprendía nada y la siguió hasta el escenario donde ya estaba montada una escenografía que parecía ser para una obra de teatro. Y así lo era.

 

Estrella, junto con los otros actores, comenzaron la obra. La gente observaba intrigada, pues el público tampoco sabía nada de esto, pero la curiosidad hizo que se quedaran a ver la obra completa.

Estrella estaba feliz porque su plan había funcionado. Había “matado dos pájaros de un tiro”.

Lo que no se esperaba es que Trueno estaba abajo junto con todo el público viendo el show. Estaba sorprendido y confundido. Pero al final de la obra aplaudió feliz porque se dio cuenta del gran talento de Estrella.

Al bajar Estrella del escenario, tenía sentimientos encontrados, por un lado estaba feliz de la gran aceptación que tuvo su obra y por otro lado no sabía cómo iba a reaccionar Trueno por no haberle dicho nada antes.

Trueno recibió a Estrella con una gran felicitación y le preguntó por qué no le había contado nada y por qué no le había tenido confianza. Estrella de inmediato le contestó con una disculpa y le dijo que no era su intención hacer las cosas a sus espaldas. Ella realmente quería presentar su obra en un lugar repleto de gente que apreciara el arte y no había mejor oportunidad que en su concierto.

Estrella volteó a ver a Trueno para ver su reacción, él con una sonrisa le dijo que lo que no le había gustado es la falta de confianza y comunicación que había tenido. Le explicó que él pensaba que los mejores amigos comparten y hablan de sus proyectos, preocupaciones, miedos, alegrías, éxitos, etc.

Trueno le propuso que siguieran trabajando juntos y así el público estaría encantado de vivir la magia del teatro y la música en el mismo lugar.

Estrella aceptó encantada y se dio cuenta que es muy cierto el dicho “Al que no habla, Dios no lo oye”. Si hubiera hablado se hubiera evitado muchas angustias.

mapa de sitio